Dominican Sustainable Tourism Organization, DSTO

  • Español
  • English
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
  • default color
  • green color
  • cyan color
  • red color
ODTS Nosotros ODTS Principios & Valores Declaración Sostenibilidad
Declaración por la Sostenibilidad del Desarrollo y Promoción de la República Dominicana PDF Imprimir Correo

 

 

 

 

 

 

 

Primera Asamblea de Cabildos con declaratorias de “Zonas o Distritos Eco-turísticos Municipales”

 Ciudad de Santiago de los Caballeros, Municipio y Provincia de Santiago, República Dominicana

Declaración por la Sostenibilidad del Desarrollo y Promoción de la República Dominicana

 

Ante el continuo deterioro ecológico que sufre el planeta Tierra en general y nuestro medio ambiente en particular, lo cual tiene comprometida nuestra responsabilidad frente a las presentes y las futuras generaciones;

Conscientes de la impostergable necesidad de investigar y desarrollar medidas tanto para revertir los daños causados como para prevenir que sucedan en el futuro, y asimismo para preservar los espacios y recursos que aún conservan su integridad;

Considerando el papel que están llamados a cumplir quienes ostenten el liderazgo mundial, regional y local en procura de un más alto grado de civismo con la finalidad de, asimismo, optimizar el comportamiento medioambiental de modo que se establezca definitivamente un modelo de desarrollo sostenible centrado en el uso responsable de los recursos, con miras a elevar la calidad de vida, como los pilares para ese desarrollo sostenible centrado en los aspectos medioambientales del ser humano y la naturaleza, sobre una base social,  cultural y económica;

Vista la declaración de Estocolmo sobre el Medio Ambiente Humano de fecha dieciséis (16) de junio de mil novecientos setenta y dos (1972) emitida por la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente;

Vista la resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas No. 2997 (XXVII), de fecha quince (15) de diciembre de mil novecientos setenta y dos (1972) y emitida durante su sesión plenaria No. 2112, estableciendo el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente;

Vista la declaración de Río de Janeiro, Brasil, sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, de fecha catorce (14) de junio de mil novecientos noventa y dos (1992) y emitida durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo;

Visto el Programa o Agenda 21, emitido durante la declaración de Río de Janeiro, Brasil, como plan de acción para lograr un desarrollo sostenible global;

Vista la declaración de Barbados sobre el Desarrollo Sostenible en los Pequeños Estados Isleños en Desarrollo, de fecha seis (6) de mayo de mil novecientos noventa y cuatro (1994) y emitida durante la Conferencia Global sobre el mismo tema;

Vista la declaración de Nairobi, Kenya sobre la función y mandato futuros del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) de fecha junio de mil novecientos noventa y siete (1997);

Vista la declaración de Malmö, Suecia, de fecha treinta y uno (31) de mayo del dos mil (2000), emitida en el marco del Primer Foro Mundial de Ministros del Medio Ambiente, sexta sesión especial del Consejo Administrativo del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), Quinta reunión plenaria;

Vista la declaración de Johannesburgo, Sudáfrica, sobre el Desarrollo Sostenible de fecha cuatro (4) de septiembre del dos mil dos (2002) y emitida durante la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible;

Vistos los objetivos de desarrollo de la Organización de las Naciones Unidad (ONU) para el milenio: Erradicar la pobreza extrema y el hambre, lograr la enseñanza primaria universal, promover la igualdad entre los géneros y la autonomía de la mujer, reducir la mortalidad infantil, mejorar la salud materna, combatir el VIH/SIDA, el paludismo y otras enfermedades, garantizar la sostenibilidad del medio ambiente y fomentar una asociación mundial para el desarrollo;

Vistos los objetivos de la Organización Mundial del Turismo (OMT), principal ente global en materia turística y ejerciendo su rol determinante en promover el desarrollo de la actividad turística responsable, sostenible y accesible para todos, contribuyendo a la protección ambiental y el patrimonio cultural, al desarrollo económico, la comprensión internacional, la paz, la prosperidad, y el respeto universal y la observancia de los derechos humanos y libertades fundamentales;

Conscientes de que la República Dominicana es compromisoria de los esfuerzos de salvaguarda a favor del desarrollo medio ambiental, social, cultural y económico en nuestro proyecto de Nación Sostenible, lo que repercutirá en los planos local, nacional, regional y global;

Vistas las Leyes Nos. 64-00 y 202-04, General sobre Medio Ambiente y Recursos Naturales, y Sectorial de Áreas Protegidas, respectivamente;

Vistas las Leyes Nos. 121 del cuatro (4) de febrero de mil novecientos sesenta y seis (1966) y 541 del treinta y uno (31) de diciembre de mil novecientos sesenta y nueve (1969) modificada por la 84 del veintiséis (26) de diciembre de mil novecientos setenta y nueve (1979), sobre Turismo;

Conscientes nuestros Cabildos Municipales como lo están, de que son entes gubernamentales autónomos y unidades integrales e interdependientes administrativas, políticas, sociales y económicas, y gestores imprescindibles, imprescriptibles e invaluables a favor de un auténtico y efectivo desarrollo sostenible, en representación de todos los sectores e intereses de nuestra sociedad y nuestros habitantes;

Vista las Leyes Nos. 3455 y 5622, sobre Organización Municipal y Autonomía Municipal, respectivamente;

Nosotros, signatarios de este documento sin precedentes en la historia dominicana y en nombre de los Cabildos Municipales;

D E C L A R A M O S

Definir como proyecto histórico fundamental la transformación de la República Dominicana en una nación que sustente su desarrollo en términos de reducción de los índices de pobreza y desigualdad social, y garantice a sus ciudadanos una calidad de vida humanamente digna.

Asumir el reto y el compromiso de aunar esfuerzos de manera individual y mancomunada como municipios y regiones nacionales, integradas como nación, para transformar las estructuras que generan pobreza y que fomentan la corrupción, por ser dichos factores dos de los peores males que atentan contra nuestra democracia.

Integrar al sector privado y a la sociedad civil para la toma de decisiones y cooperación en pro de una administración municipal óptima, teniendo como eje la protección del medio ambiente como parte integral de nuestro modelo de desarrollo alternativo.

Solicitar la cooperación y asistencia técnica, profesional y económica, nacional e internacional para producir las estrategias que aseguren la factibilidad de los objetivos ya indicados en este documento.

Establecer programas educativos e informativos hacia todos los niveles, para obtener la concienciación y educación a través del suministro de la información hacia la población.

Velar por que nuestras decisiones sean las más acertadas cubriendo y previendo las necesidades de nuestra generación y las futuras.

Poner en marcha la realización de un plan maestro para el desarrollo sostenible de nuestros municipios, basado en los lineamientos del Programa o Agenda 21 elaborados por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), así como de otros programas ya establecidos por otras instituciones.

Desarrollar e implementar los Programas o Agendas 21 locales para nuestros municipios de manera individual o mancomunada, que nos establezcan los criterios y principio a seguir.

Establecer de manera específica la planificación y accionar en nuestras localidades, municipios y regiones, basados en la identificación de nuestros problemas ambientales,   priorizándolos y enmarcando sus soluciones dentro de los objetivos de la gestión ambiental.

Fomentar el desarrollo económico privado en todas sus vertientes, tendente a proveer el sustento personal y empresarial sostenible.

Incentivar y facilitar el desarrollo de nuevas fuentes de ingresos tradicionales, así como alternativas que nos provean recursos para la eliminación de la pobreza, entre estos: el ecoturismo y agroturismo.

Incluir la realización prioritaria de planes maestros para el desarrollo de turismo responsable, sostenible y accesible, de agricultura orgánica y de comercio justo.

Promover cambios en nuestros hábitos de consumo no sostenibles, sin provocar insatisfacer nuestras necesidades.

Trabajar en el ordenamiento territorial de los municipios donde podamos supervisar las variables demográficas.

Establecer en los ámbitos municipales, las regulaciones, normativas, sus mecanismos o procedimientos de aplicación y las auditorias de los logros obtenidos, así como planes y programas enmarcados dentro de las gestiones:

  • a. Contra la contaminación en todos sus géneros.
  • b. Sanitarias y salud humana.
  • c. A favor del ordenamiento territorial y del uso sostenible óptimo del recurso tierra.
  • d. Por un desarrollo agrícola y rural sostenible.
  • e. Contra la deforestación, desertificación y sequía, y a favor de la protección de los recursos de agua dulce.
  • f. A favor de los frágiles ecosistemas y de la diversidad biológica.
  • g. Por la protección y desarrollo sostenible de las zonas montañosas, los océanos, mares y zonas costeras y sus recursos.
  • h. Dirigidas al fortalecimiento; de las sociedades en cuanto al respeto e igualdades hacia la mujer, los derechos de la infancia  y jóvenes, el respeto hacia las poblaciones y comunidades autóctonas y la participación de estas en las tomas de decisiones, la importancia de las Organizaciones no gubernamentales, de los sindicatos, asociaciones, entidades religiosas, educativas y demás.  El fortalecimiento del comercio, la producción y servicios, aplicación de las ciencias y tecnologías eco-racionales, recursos y mecanismos financieros.

Promover nacional e internacionalmente nuestra dominicanidad y patrimonios en nuestras localidades, municipios, regiones y país, convirtiéndonos en destino ambiental, económico, social y cultural.

Procurar que este documento y los consecuentes resultados derivados de los compromisos y acciones aquí asumidos como práctica ambiental, social, cultural y económica, sirvan de ejemplo ante la sociedad Dominicana y provoque las iniciativas necesarias para activar los procesos de cambio en nuestro modelo de desarrollo humano convirtiéndolo en sostenible.

Ofrecer nuestras experiencias y apoyo irrestricto e incondicional hacia toda entidad externa a nuestros municipios decidida a emprender acciones similares.

Incorporar como signatario de este documento a todo Cabildo Municipal que lo solicitare y estuviere decidido a formar parte de la declaratoria aquí contenida y cumplirla.


Hoy quince (15) de noviembre del dos mil seis (2006).


Signatarios:

Municipio de El Factor, Municipio de Esperanza, Municipio de Gaspar Hernández, Municipio de Guananico, Municipio de Imbert, Municipio de Jamao al Norte, Municipio de Pánico, Municipio de Laguna Salada, Municipio de Los Hidalgos, Municipio de Moca, Municipio de Monción, Municipio de Nagua, Municipio de Río San Juan, Municipio de San Felipe de Puerto Plata, Municipio de San Francisco de Macorís, Municipio de San José de Altamira, Municipio de San José de las Matas, Municipio de Santiago, Municipio de Tamboril, Municipio de Tenares, Municipio de Villa Bisonó, Municipio de Villa González, Municipio de Villa Isabela.

Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD, República Dominicana

Consejo para el Desarrollo Sostenible y Promoción de la República Dominicana, CONDESPI